Administración de Empresas

La administración de empresas es una actividad destinada a organizar los recursos empresariales, humanos y materiales, en vistas a la consecución de sus objetivos. Para esto se realiza un plan estratégico en miras a la misión o bien fin en un largo plazo que la organización se plantea. Para planear se deben tener en cuenta las fortalezas y debilidades del emprendimiento, y su relación con otras empresas, en lo que se refiere a su posicionamiento relativo, para lo que se requiere una investigación del mercado del que se trate.

Quien se encarga de regentar la compañía debe generar con el mínimo costo el máximo beneficio, siendo sus claves de acción, la eficacia, la eficiencia, la organización, la investigación, las ideas renovadoras y la toma de resoluciones.

Modernamente el entorno variable y enormemente competitivo en que las compañías desarrollan su existencia, fuerza para sobrevivir y medrar, que los administradores de empresas estén de manera permanente informados de las nuevas necesidades de los usuarios o bien usuarios, de las reglas legales actuales, de los avances en tecnología, de los cambios en la competencia, para ir organizando y reordenando sus recursos, mediante la estructura empresarial y de las estrategias o bien caminos elegidos para lograr sus fines.

Una vez hecha la planificación y puesta en marcha de la acción empresarial, debe ejercerse el proceso de control, consistente en equiparar el desempeño real con el aguardado, no solo en lo que se refiere a las ventas y intereses conseguidos, sino más bien asimismo en lo que se refiere al desempeño del personal o bien a la calidad de lo producido. De ser preciso, deben efectuarse actividades correctivas.